M-

Aunque hoy no sea un día especial, ni mucho menos importante, quiero confesarte algo: No creo que seas perfecto y pese a eso, estoy aquí, a tu lado.

Quiero que al mirarnos desaparezcan los problemas. Si, quiero que cada día sea diferente al anterior, y que sigas con tus manías de verme dormir o  jugar con mi pelo para acabar acariciando mi espalda. Quiero poder ser tal como soy sin miedo a que eso te desilusione lo mas mínimo. reírme cada mañana contigo y sufrir el calor de este verano. Quiero notar tu piel húmeda después de una larga ducha. Quiero seguir sintiendo como te preocupas por mi aún cuando no te lo permito. Quiero mil aventuras contigo. Quiero dejar de llorar de rabia y empezar a disfrutar de mi vida contigo. Y si, en todos mis planes cuento contigo. Quiero poder luchar contigo y no contra ti. Quiero que confíes en mi, como yo confío en ti. Quiero que dejes esa estúpida manía de defender el territorio, porque cariño, pese a todo, no te cambiaría por nada del mundo. Me encanta cuando tus labios rozan mi cuello, cuando duermes toda la noche abrazado a mi y puedo notar tu respiración en mi espalda. Me encanta esa sonrisa de niño que muy pocas veces dejas ver y esos ojos, que me lo dicen todo cuando se encuentran con los míos. Odio, odio discutir por cada mínimo detalle que hay en nuestra vida, odio no poder estar bien contigo y perdernos momentos inolvidables porque nuestro orgullo pesa más que lo que sentimos. Odio que tengas miedo de lo que sientes y decidas huir y volver cuando te arrepientes.

Cariño, no tengas miedo del futuro, lo nuestro durará lo que tenga que durar, pero lo que estoy segura es que será lo más intenso que jamás hemos vivido.

Anuncios